Trastorno Generalizado de Ansiedad

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es uno de los tipos de ansiedad más comunes y se manifiesta a través de una preocupación desmesurada por las cosas; ciertos problemas o complicaciones que adquieren una importancia inquietante. La persona afectada por este tipo de trastorno no consigue tranquilizarse y controlar la ansiedad.

Causas del Trastorno Generalizado de Ansiedad

Trastorno generalizado de ansiedad

Entre las causas más comunes del Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) el factor genético ocupa un papel protagónico; las personas cuyos progenitores hayan padecido o manifiesten una alta tendencia a sufrir de estrés o de este trastorno en particular, son más propensas a padecerlo. La vulnerabilidad frente a las situaciones de estrés y la facilidad para preocuparse y sentirse nerviosas, es otra causa que puede contribuir con la aparición del trastorno de ansiedad generalizada.

Según las estadísticas, el TAG es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres; no obstante, este dato sólo se desprende de aquellas personas que han buscado ayuda profesional después de sentirse agobiadas por sus propias rutinas. Según los especialistas no existe una edad en la que pueda desarrollarse este trastorno; todos somos propensos a padecerlo, independientemente de nuestro sexo, edad o condición social.

Síntomas de la ansiedad

El síntoma más destacado de este trastorno es la tensión que se apodera de nuestra vida. De pronto sentimos que todo nos supera y que no somos capaces de mantener la calma. Cuando esta sensación se aloja en nuestra vida y permanece por más de seis meses debemos pedir ayuda porque es probable que nos diagnostiquen este trastorno.

Los problemas que causan angustia no siempre responden a causas reales; a veces una simple incomprensión o frustración en nuestro entorno se vuelve algo insoportable que nos lleva a sentirnos superados por todo y a notar que estamos alterados todo el día.

Para una persona que sufre de ansiedad saber que no hay razones para ponerse mal, no es razón suficiente para dejar de sentirse mal: es una sensación totalmente difícil de controlar.

5 síntomas comunes en las personas que padecen TAG:

  • Dificultades para concentrarnos.
  • Sensación constante de irritabilidad.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Tensión muscular.
  • Dificultades para respirar y sudoración.

Diagnóstico del Trastorno Generalizado de Ansiedad (TAG)

Cuando acudimos a un especialista manifestando estos síntomas, deberemos someternos a una serie de pruebas para que nuestro médico sea capaz de hacer un buen diagnóstico. Nos harán una serie de preguntas y, probablemente, también nos realicen una serie de pruebas físicas para descartar otros problemas que puedan causar los mismos síntomas que la ansiedad.

Almohadas cervicales

Después de haber descartado otros posibles trastornos se nos recomendará un tratamiento; dependiendo de nuestros síntomas y de la gravedad de nuestro trastorno (cuánto nos afecta para desarrollar nuestra vida normal) nos convendrá tomar un tratamiento u otro.

Tratamiento contra el Trastorno Generalizado de Ansiedad

El tratamiento contra la ansiedad se enfoca en ayudarnos a sentirnos mejor y a continuar con nuestra vida rutinaria sin sufrir esa tensión en nuestro cuerpo y aligerando los síntomas.

En primer lugar se nos recomienda probar métodos naturales que nos ayuden a relajarnos y a encarar nuestro día a día con tranquilidad; intentando eliminar las malas ideas y buscando rodearnos de un entorno positivo que nos ayude a estar mejor con nosotros mismos. Si esto no es suficiente es conveniente acudir a la psicoterapia y si, es necesario, ayudar estos dos tratamientos con medicación.

En el caso de la psicoterapia existen muchos métodos que pueden resultar útiles; pero, sin lugar a dudas, la terapia que resulta más eficaz es la terapia cognitiva conductista. A través de ella el terapeuta nos ayuda a entender la conexión que hay entre nuestros pensamientos y la realidad y a desvincular nuestra preocupación de lo que creemos que nos preocupa para poder enfocarnos en estar mejor.

Esta terapia nos ayuda a darnos cuenta de quiénes somos realmente y qué cosas nos causan estrés, y a encontrar el camino más eficiente para controlar nuestra tendencia de preocuparnos, o sobrepreocuparnos, por todo. Además, este tratamiento nos ayuda a controlar los ataques de pánico con eficacia y colabora considerablemente con nuestro bienestar.

En lo que respecta al tratamiento clínico. Entre los medicamentos que se utilizan para tratar el TAG se encuentran algunos antidepresivos y ciertas benzodiazepinas.

5 cosas que deberías evitar si sufres de TAG

Algunas sustancias son sumamente contraproducentes para las personas que sufren de trastorno de ansiedad; si consumes alguna de ellas, te recomendamos que intentes evitarla. Por otro lado, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarte y colaborar positivamente con el tratamiento. Aquí te cuento 5 cosas que puedes hacer por ti.

  • Reducir el consumo de cafeína
  • Evitar una vida sedentaria
  • Mantener una alimentación saludable
  • Evitar el consumo de drogas ilícitas
  • Buscar un grupo de apoyo para personas con TAG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest