Remedios caseros contra el estrés

Suponemos que a esta altura ya sabrás que todos alguna vez en la vida sentimos alteraciones en nuestra cotidiana armonía debido a tener que enfrentar determinadas situaciones atípicas. Es normal que padezcamos días de estrés varias veces a lo largo de nuestra vida, el problema surge cuando esa situación se prolonga por un largo tiempo; entonces, es necesario ponerse firmes y buscar una solución.

terapias relajantes para el estres

La muerte de nuestra pareja, el divorcio, la entrada en prisión, la muerte de un familiar cercano, una enfermedad, la cercanía de la boda, un cambio rotundo en nuestra vida laboral. Estos son sólo algunos de los eventos de nuestra vida que generan una repentina subida de nuestros niveles de estrés y que pueden provocar cambios importantes en nosotros.

Si has experimentado alguno de esos sucesos y sientes que tu vida se te va de las manos o te notas más tenso y menos capaz de disfrutar de las cosas bonitas de la vida, este artículo es para ti. Aquí te mostramos algunos remedios contra el estrés que puedes hacer tú mismo en casa para aliviar los síntomas del estrés y volver a sentirte a gusto con tu vida.

Tomar una infusión con fines terapéuticos

Algunas infusiones poseen propiedades maravillosas que nos permiten combatir el estrés: el té de manzanilla es uno de los más recomendados; tal es así que es uno de los relajantes naturales por excelencia. Lo ideal es tomar de forma rutinaria unas tres tazas diarias para mantener el cuerpo relajado.

Una buena infusión que puedes prepararte y que va a ayudarte muchísimo es a base de azahar y yerbabuena. Debes colocar un puñado de flor de azahar en agua y dejar macerar durante un día. Cuando ya esté listo debes hacerte una infusión con 2 hojas de yerbabuena en agua y agregarle el agua de azahar. ¿A que notas la diferencia?

Una receta casera contra el estrés consiste en pelar un pepino y un apio y después de licuarlos y mezclarlos bien. Este remedio debe tomarse en ayunas y es muy bueno sobre todo si se padece de hipertensión y ésta es una de las causas del estrés.

Remedios caseros contra el estrés

Disfrutar de un baño relajante

Suele ser muy recomendable para enfrentar el estrés tomar baños de agua con hierbas naturales. El método más recomendado es utilizar manzanilla, valeriana y lavanda (colocar hojas de cada una de estas hierbas y envolverlas con una tela. Después ponerlas en la bañera antes de darte un baño de inmersión). Verás cómo no habías sentido antes tan intensamente el poder de la relajación.

Después de este baño, si quieres complementar el tratamiento puedes darte un masaje con aceite de sésamo, el cual está muy recomendado para este tipo de problemas.

Probar diferentes terapias relajantes

Sin duda una de las terapias que mejores resultados da en cuestiones de estrés es la digipuntura. Tenemos en el cuerpo tres puntos clave en los que debemos masajearnos para liberar la tensión que se ha acumulado. Uno de ellos se encuentra en la parte inferior de la muñeca, el otro en la línea que une el ombligo con el esternón, y el último punto está en lo más alto de la cabeza, el punto en el que se unen las orejas. Si pruebas de masajearte durante unos minutos diarios en cada una de estas regiones, a los pocos días comenzarás a notar diferencias.

También es una gran terapia el >escuchar música. La música tiene propiedades que los científicos todavía no han sabido desvelar del todo pero cuyas evidencias nadie puede negar. Escuchar música suave cuando nos sentimos tensionados o ansiosos puede ser una magnífica forma de relajarnos. Para ello debemos acostarnos cómodamente, cerrar los ojos y ponernos música. Se recomienda que sea instrumental para evitar que nos tensionemos al intentar recordar la letra de las canciones.

La meditación contra el estrés ofrece muchísimos beneficios a nuestro organismo. Aprender a desconectar y autoconectarse es algo sumamente difícil en estos tiempos agitados que vivimos; no obstante, si te acostumbras a meditar tan sólo una media hora diaria, en poco tiempo podrás notar cambios positivos en tu vida. Para ello tienes que buscar un lugar tranquilo y cómodo, cerrar los ojos y enfocarte en una frase o una imagen que te cause buenas sensaciones. También puedes combinar la meditación con ejercicios de relajación para controlar el estrés; los cuales consisten en buscar espacios donde nos sintamos a gusto y podamos relajar nuestro cuerpo y nuestra mente.

Es muy importante que, para evitar que el estrés se cebe con nosotros no le demos el espacio para apoderarse de nuestros nervios. Para ello es fundamental hacer actividades que nos motiven, de las cuales disfrutemos y con las cuales sintamos que nos conectamos con nosotros mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest