Injerto capilar

Rate this post

La técnica de restauración capilar quirúrgica con injertos capilares se hace a través de unidades foliculares y bajo anestesia local. Se comienza con el procedimiento de extracción de unidades foliculares procedimientos utilizando la tecnología más avanzada.

La técnica del injerto de pelo es una técnica utilizada en situaciones extremas, es decir, cuando ya no hay sollución posible de recuperación del cabello.

Por lo general, la caída del cabello puede ser natural o venir asociada a algún tipo de desorden. Cuando la caída del cabello es temporal o se trata de un caso aislado, el pelo por lo general suele volver a crecer y no hay necesidad de realizar un injerto.

Injerto capilar

En otras ocasiones, la pérdida de cabello se debe a la edad o la genética o no hay nada que se pueda hacer para cambiarlo. En estos casos en los que no se espera que vuelva a crecer el pelo, se pueden realizar un injerto capilar.

Se realizan tres pasos básicos con todos los procedimientos de trasplante de capilar. Son los siguientes:

Preparación y depilación del donante

Durante la cirugía de injerto capilar en la que el donante y el receptor son la misma persona, se comienza retirando pelo de la zona posterior de la cabeza del donante. Se extrae el cabello de esa zona porque es donde cabello está genéticamente programado para crecer durante toda la vida. Existen dos sistemas de extracción del cabello, la primera de ellas es retirando una zona amplia de de tejido del que se separan luego las unidades foliculares bajo microscopio, la segunda es mediante un sistema manual de extracción (disección). Con esta última técnica no es necesario el uso de microscopio.

Creación de los sitios receptores

El cirujano de trasplante de cabello crea sitios receptores en el ángulo y direccción correctos así como bien orientados de acuerdo con el plan de trasplante de cabello que se ha diseñado específicamente para el paciente. Los injertos capilares no se hacen de manera aleatoria sino que se diseña un plan adaptado a cada paciente. Cada cabeza es distinta y es por eso que hay zonas que necesitan estar más pobladas que otras. Así mismo, la dirección de crecimiento del cabello es importante para la estética y el estilo del paciente.

Colocación de los injertos de cabello

Por último, los injertos de cabello se trasplantan a las áreas de calvicie. El especialista en cirugía capiar coloca cada injerto cuidadosa y meticulosamente en los sitios receptores. El cabello trasplantado pasa a través del mismo y desde ese momento comienza a pasar por las fases de crecimiento del cabello normal. Los pelos de los injertos trasplantados comenzarán a crecer en aproximadamente 4 meses después de su procedimiento y continuarán hasta el mes 10 ó 12 aproximadamente después de la operación. Con la tecnología actual, los resultados de trasplante de cabello son perfectamente naturales e indetectables.

Técnica de extracción folicular

La técnica de extracción de unidades foliculares (FUE) es un proceso muy laborioso en comparación con el método utilizado en trasplante de unidades foliculares en la que los folículos se retiran individualmente en lugar de en una sola tira. En la técnica FUE, la zona donante tiene que ser afeitada y los injertos de unidades foliculares se extraen directamente del cuero cabelludo. Una unidad folicular de 0,8 mm a 1 mm necesita una incisión alrededor de la parte superior de las unidades foliculares.

Una vez que se extrae el pelo de los donantes, se crean los sitios receptores en el área del trasplante y se colocan los injertos foliculares en la misma forma que otros procedimientos de injerto de pelo.

trasplante de pelo

El trasplante de las unidades foliculares (FUT) se realiza con anestesia local.

Se extrae una tira fina de cabello del donante de la región de la parte posterior de la cabeza. Se hace en esta zona porque estos pelos son permanentes y por lo general no suelen perderse. La tira de pelo del donante se coloca bajo un microscopio específicamente diseñado para la cirugía de restauración del cabello.

La tira se diseca en injertos microscópicos de unidades foliculares individuales, de uno a cuatro cabellos. Este paso muy importante en la cirugía de restauración capilar y debe ser preciso con el fin de obtener el mejor rendimiento. Estos injertos se colocan en un tejido de almacenamiento frío, y se mantienen que son colocados en los sitios receptores creados por el cirujano.

Trasplante de pelo

Hay que poner atención extrema en la realización de los trasplantes capilares para colocar los injertos en el ángulo exacto de crecimiento y la dirección de cada zona receptora con el fin de maximizar la redistribución del cabello trasplantado y conseguir una densidad estética. Es decir, para dar un resultado más natural y la mayor densidad de pelo posible.

A los pacientes quirúrgicos que se han sometido a una cirugía capilar de injerto de pelo se les proporciona un post-operatorio específico y una rutina a seguir para los primeros 10 días. Después del procedimiento, si hay alguna molestia relacionada con la cirugía normalmente se trata con medicamentos orales.

Los pelos de los injertos trasplantados comenzarán a crecer en aproximadamente 4 meses después de su procedimiento y continuarán hasta el mes 10 ó 12 después de la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest