Usos del Botox

El botox es una forma de la toxina botulinica. Una sustancia tóxica producida por la bacteria que causa el botulismo. Las inyecciones de botox interrumpen temporalmente las señales nerviosas en los músculos y las glándulas, reduciendo sus respuestas. Las inyecciones de botox no solo se utilizan cosméticamente para eliminar las líneas y arrugas faciales, sino también, por otros problemas médicos, como trastornos musculares.

Historia del botox

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó oficialmente el botox para el tratamiento de estrabismo y blefaroespasmo en 1989. El botox se desarrolló en la década de 1970, mientras los médicos estaban buscado una cura para los ojos bizcos. Los investigadores especularon que pequeñas dosis de veneno en los nervios utilizados en los músculos de los ojos, podrían tratar el trastorno. Los músculos se relajan y los ojos se vuelven hacia el exterior. Una vez que se probó y demostró su eficacia, el medicamento fue nombrado Oculinum y aprobado por la FDA. No fue sino hasta la década de 1990 que el Botox se hizo popular como tratamiento cosmético.

Uso cosmético del botox

El botox se utiliza como remedio cosmético para las líneas finas, arrugas y labios delgados. Reduce la actividad de los músculos que causan las líneas y arrugas. El botox se inyecta en la ceja y la frente para reducir las arrugas. Se puede inyectar en los labios para engordarlosy dar la apariencia de ser más carnosos. También se utiliza ahora, para levantar las cejas y dar forma a los ojos.

Botox en los ojos

Antes de que el botox se convirtiera en un tratamiento cosmético, se usaba para tratar el estrabismo, un trastorno de los ojos cruzados, causado por la debilidad de los músculos del ojo. Las inyecciones de botox se administra en los músculos para ayudar a equilibrar los ojos y tirar de ellos. Los tratamientos de botox han sido probados con éxito en adultos, así como en niños.

Dolor de espalda

Las inyecciones de botox también se han utilizado para aliviar el dolor de espalda. Este alivio dura de seis a ocho meses. El botox alivia los espasmos musculares y la rigidez de los músculos. Los estudios han demostrado que el alivio es evidente en los primeros días de la inyección. Los investigadores creen que este tratamiento tiene éxito, porque una vez inyectado, ciertos nervios impiden la señalización y el envío de mensajes de dolor al cerebro.

Dolor de cabeza

El botox se puede inyectar en la cabeza, el cuello y los hombros para aliviar el dolor de cabeza. El lado positivo de tratar las migrañas con botox es que hay pocos efectos secundarios y los pacientes pueden ser capaces de dejar de tomar medicamentos para el dolor. La incidencia de dolores de cabeza se redujo significativamente durante unos cuatro meses después de los tratamientos de botox.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest