Botox para las cuerdas vocales

2 (40%) 1 vote

Aunque es más conocida por sus indicaciones cosméticas, la toxina botulínica, también conocida como botox, es un producto químico sintético que se puede utilizar para bloquear las señales nerviosas, para el tratamiento de una amplia gama de enfermedades, incluyendo trastornos de la voz como la disfonía espasmódica o la parálisis de las cuerdas vocales.

El botox se inyecta directamente en las cuerdas vocales, relajando los músculos y aliviando por tanto, los síntomas tales como la dificultad para hablar. El medicamento debilita el músculo de las cuerdas vocales para interrumpir las señales nerviosas y aliviar así de manera eficaz, los síntomas. Estos resultados son por lo general solo temporales, duran aproximadamente cuatro meses antes de que el nervio vuelva a enviar las señales y los síntomas reaparezcan.

Tu médico será el encargado de determinar la dosis y la frecuencia necesaria de botox para tu caso individual. La mayoría de los pacientes logran resultados exitosos siguiendo un tratamiento a base de inyecciones con botox, llegan a recuperar su voz, incluso pueden volver a comer, hablar y tragar sin dificultad.

Disfonía espasmódica o espástica

La condición de voz denominada disfonía espasmódica o espástica se define como la interrupción momentánea de la voz causada por movimientos involuntarios de uno o más músculos de la laringe (o caja de voz).

Muchos médicos dicen que no puede haber varias causas de la disfonía espasmódica. Otros, sin embargo, sostienen que la disfonía espasmódica, por definición, es una disfonía focal, un trastorno neurológico incurable y probablemente causado por una disfunción de la parte de los ganglios basales del cerebro.

No hay ninguna prueba diagnostica que explique las causas de la disfonía espasmódica. Los médicos han descrito dos tipos de problemas con los sonidos de la voz: los aductores, donde las cuerdas vocales se cierran demasiado bien, y abductores, donde las cuerdas vocales no se cierran completamente. Aunque se ha escrito mucho sobre los diferentes tipos, ambos problemas son un desequilibrio del flujo de aire y las vibraciones de las cuerdas vocales.

Con la disfonía espasmódica la voz puede variar de día a día, a veces suena normal. Por lo general cuando una persona se ríe espontáneamente, la voz es normal.

La profesión médica asegura que la disfonía espasmódica es incurable y sólo puede ser tratada con botox (de manera temporal) o cirugía. Sin embargo, los especialistas de la voz están demostrando que esto no es del todo cierto.

Si crees que padeces disfonía espasmódica, debes consultar con tu médico antes de comenzar un tratamiento con botox para recuperar la voz. El especialista es el encargado de diagnosticar correctamente y elegir el tratamiento adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest