Pasos de la dieta antiaging

Rate this post

La manera de alimentarse con las comidas y meriendas puede afectar en el modo cómo se envejece, según palabras del renombrado médico antiaging Vicent Giampapa, autor de cinco libros sobre el envejecimiento incluyendo The Anti Aging Solution (la solución contra el envejecimiento) y el último best-seller The Gene Makeover.

En este apartado proporcionamos un listado de pasos a seguir que ayudaran a seguir una alimentación sana contra el paso de los años. No solamente es importante incluir en la dieta alimentos que ayudan a proteger tu cuerpo de la aparición de arrugas y el retardar el envejecimiento. Es esencial también seguir una guía para seleccionar y comer estos alimentos antiedad.

1. Comer de forma selectiva. Seleccionar principalmente los alimentos beneficiosos para la salud.

2. Comer pequeñas comidas nutritivas con más frecuencia. Es mejor comer pequeñas cantidades y repetidamente durante el día (5 comidas al día como mínimo) que comer menos veces en cantidades muy abundantes. Es clave masticar cuidadosamente para ayudar a que el cuerpo pueda absorber y utilizar los nutrientes con mayor facilidad.

3. Elegir preferiblemente los carbohidratos de color marrón o canela, y evitar los carbohidratos blancos. Son buenas opciones los panes, cereales, pasta y arroz integrales. Escoger también los tubérculos amarillos y anaranjados como las zanahorias, calabaza y boniatos.

4. Adquirir proteína, concentrándose en la medida de lo posible en las fuentes vegetales. El pescado, aves, huevos, queso blando y la carne magra son buenas fuentes de proteína. La soya, frijoles, guisantes, nueces y legumbres también son fuentes de proteínas.

5. Comer en primer lugar, alimentos ricos en proteínas, y en segundo, los carbohidratos. Las proteínas tardan más en digerirse y retrasan la absorción de los azúcares de los alimentos ricos en carbohidratos. Por eso se aconseja, comer primero las proteínas y dejar los carbohidratos complejos para lo último.

6. Beber mucho líquido entre las comidas en lugar de mientras se está comiendo. Concentrarse en saborear cada alimento y degustarlos durante la comida. El agua y otros líquidos diluyen las enzimas digestivas, haciendo que el cuerpo no pueda descomponer los alimentos con la misma facilidad, haciendo uso de su nutrición. No beber agua helada porque enfría el estómago y reduce su eficacia.

7. Si se consume bebidas alcohólicas, hacerlo con las comidas y con moderación. El agua debe beberse durante todo el día pero, el café, té y los jugos cuentan dentro de la ingesta total de líquidos.

8. Elegir frutas y verduras de temporada que tengan el color más intenso. Los pigmentos de color de las frutas y verduras provienen de sus antioxidantes y otros fitonutrientes que aumentan las defensas contra el daño genético y mejoran la expresión genética.

9. Tratar de elegir alimentos de los grupos de colores siguientes:

  • El amarillo, naranja y rojo brillante poseen carotenoides. Las zanahorias, lechugas, espinacas, tomates, aguacates, kiwi, limones, pimienta, canela, cúrcuma.
  • Verde y blanco tienen compuestos de azufre, isotiocianatos e indols. Como los espárragos, brócoli, coliflor, rúcula, rábanos, coles, cebolla, puerros, ajos.
  • El morado, azul, magenta y negro tienen compuestos fenólicos y flavonoides. Algunos ejemplos son los arándanos, cerezas, frambuesas, fresas, berenjenas, remolachas, té verde y negro, vino tinto y blanco, la canela, el jengibre, la menta.
  • Los alimentos de color tostado contienen fitoesteroles, saponinas y fibra. El arroz integral, el mijo, pan de trigo, amaranto, cuscús, arroz salvaje, todos los granos, las nueces de soya, tofu, setas marrones, guisantes verdes, almendras, cacahuetes, nueces, mantequilla de nuez.
  • Los productos blanco, amarillo pálido y rojizo contienen proteínas y ácidos grasos omega-3.

Los alimentos amarillos, naranjas, rojos y verdes protegen los genes mientras que los alimentos púrpura, azul, negro y magenta ayudan a repararlos. Los alimentos blancos, amarillos pálidos o marrón rojizo ayudar a construir el ADN. Por lo tanto, la elección de alimentos es una parte muy importante de la salud del cuerpo.

10. Comer ácidos grasos saludables como por ejemplo: el pollo, requesón, huevos, tofu, pavo, leche baja en grasa, leche de soya, leche de almendras, aceite de canola, aceite de nuez de macadamia y aceite de oliva.

11. Utilizar sólo aceites de alta calidad, y saber cuales son ideales para cocinar porque toleran el calor de la cocción. Las comidas sin grasa estan poco recomendadas por los nutricionistas ya que a menudo la grasa se sustituye por diversos tipos de azúcares. Los aceites saludables son necesarios para anclar a los receptores celulares y mantener la piel joven. Comer aceitunas, nueces de macadamia, ajonjolí y canola son excelentes opciones y pueden cocinarse a fuego sin efectos nocivos. También son ricos en ácidos grasos omega-3. El aceite de linaza es la fuente más rica de ácidos grasos omega-3 y se puede utilizar en aderezos, pero no se recomiendo su uso para cocinar en caliente ya que se degrada.

12. Comer la comida en las horas adecuadas del día en las que haya un ambiente relajado, sin tensiones. Comer lentamente, sin distracciones, para notar mejoría en la digestión y a la vez, sentirse satisfecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest