Estrés emocional

Rate this post

Pese a que estamos acostumbrados a relacionar el estrés con situaciones reales donde una persona se siente agobiada por una extrema responsabilidad o tensión en el trabajo o en la vida familiar, el estrés no siempre aparece por causas tan evidentes, muchas veces se desarrolla de forma interna e imperceptible pero puede causar daños semejantes; por eso es importante estar bien informado, para poder prevenir estas situaciones.

causas del estrés emocional

La falta de tiempo o la sensación de que el tiempo del que disponemos para hacer las cosas no es suficiente nos llevan a realizar todo con una cierta aceleración: dormimos poco, comemos rápido, no nos tomamos el tiempo necesario para decidir lo que deseamos hacer, simplemente hacemos, cumplimos, vamos, venimos. Ese ritmo acelerado tarde o temprano nos envuelve y no somos conscientes de que apenas tenemos tiempo para sentarnos a respirar y contemplar la vida. Si sientes que esto te está ocurriendo, ¡detente! Intenta analizar tu interior y fijarte cuáles son tus necesidades. Respira hondo y conéctate contigo mismo para tomar decisiones que te ayuden a sentirte más feliz.

Causas del estrés emocional

Entre las cosas que pueden causar estrés emocional se encuentran aquellas situaciones difíciles de afrontar, como la muerte de un ser querido; según diversos estudios es sin duda una de las causas más comunes. Y, dependiendo de cómo haya sido esa muerte (esperada, en un accidente, etc) varía también la forma e intensidad en la que el estrés se manifiesta.

También pueden causar estrés las malas relaciones familiares o de pareja; y la aparición de sentimientos muy difíciles de afrontar como la ira, la decepción o la tristeza, si éstas se mantienen por un tiempo prolongado.

En el trabajo también puede tener lugar este tipo de estrés, siendo causado por las malas relaciones con nuestros compañeros o el tener que enfrentar situaciones que puedan causarnos un persistente malestar emocional.

En los niños es común la aparición del estrés cuando atraviesan problemas de aprendizaje. El trastorno de la falta de atención y la hiperactividad son manifestaciones claras de que los niños están soportando una tensión más alta de la que pueden sostener.

La ausencia de tiempo propio para descansar y relajarse también es un factor que puede acarrear estrés. Del mismo modo, otras afecciones mentales como la depresión o la ansiedad pueden venir acompañadas de estrés: este trastorno puede traer otros o estos pueden causar estrés.

La ansiedad también puede provocar estrés. Muchas personas que son acuciadas por ataques de pánico se sienten tan agobiadas por la reincidencia de estas crisis que desarrollan un tipo de estrés estrechamente vinculado al miedo de dichos ataques.

Estrés emocional

Síntomas y prevención del estrés emocional

Las personas más propensas a sufrir este tipo de estrés son los niños y las personas jóvenes y sensibles. Cuando aparece el estrés suele manifestarse en problemas de conducta, timidez que les impide relacionarse con fluidez.

Entre los síntomas más claros del estrés emocional podemos mencionar problemas estomacales, dolores de cabeza, dolores en el pecho, aparición de ciertas alergias, trastorno en el sueño y la alimentación, y el consumo desmedido de sustancias nocivas para el cuerpo. También la aparición de otras enfermedades como la depresión o ciertos problemas hormonales pueden ser causados por este tipo de estrés.

Si sufres de estrés es importante que aprendas a controlarlo, y la mejor forma de hacerlo es tomando decisiones sanas respecto a tu vida y a tus relaciones.

Es muy bueno tener hábitos saludables de alimentación y de sueño así como también realizar actividad física, yoga, técnicas de respiración y actividades que nos ayuden a desconectar de los problemas y a relajar nuestra mente y nuestro cuerpo.

Por otro lado, si estás expuesto a una situación desconcertante y abrumadora es importante que intentes conversar con alguien sobre ello. Muchas personas son víctimas de acoso emocional y no lo expresan, y esa tensión se va acumulando hasta que les provoca otras consecuencias. Debes tener presente que entre las principales causas de estrés se encuentra la exposición a violencia física o psicológica en los círculos cercanos (familia, amigos).

Pero, sin duda, la mejor forma de controlar el estrés emocional es cambiando rotundamente nuestra forma de encarar las situaciones. En la vida, el noventa por ciento de las cosas que nos pasan nos afectan por cómo las afrontamos. Si fuéramos capaces de tomarnos la realidad con más calma y evitar el catastrofismo, es posible que habríamos de poder controlar estas situaciones de nervios que pueden derivar en estrés.

Es probable que al principio te resulte difícil, pero de a poco irás aprendiendo a controlar el estrés y a manejar tus estados de ánimo. Es posible que después de un tiempo hayas bajado muchísimo tus niveles de ansiedad y encontrado la forma de sentirte a gusto contigo mismo, con las actividades que realizas durante el día y con las personas que te rodean.

Un comentario sobre “Estrés emocional

  • el 08/01/2018 a las 19:07
    Permalink

    hola desde que estoi eembarazada tengo muchos nervios en el estomago como mariposas x todo el abdomen es una sensación q no me deja ser feliz.ya que soi primeriza y tengo miedo a lo desconocido y me da mucho miedo q no llegue el dia de ver a mi bebe esto es normal porfavor alludenme

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest