La Celulitis y la Presoterapia

Rate this post

Muchas mujeres sufren la celulitis y hablan de ella a diario pero… ¿qué es la celulitis exactamente? Si tú, como casi todas las demás mujeres, estás confundida acerca de lo que es la celulitis, ésta es la página adecuada para ti. Generalmente esta confusión es debida a la información contradictoria que se encuentran en la prensa, Internet u otros tipos de medios como por ejemplo médicos y esteticistas.

El 90% de las mujeres desarrollarán celulitis en algún momento de sus vidas. Hay cientos de cremas anti-celulitis, pero alrededor del 90% de las cremas no hacen realmente el trabajo que esperamos de ellas. El 90% de los salones de belleza ofrecen algún tipo de tratamiento para la celulitis. Y el 90% de los tratamientos no ofrecen nada más que una ligera reducción temporal para la apariencia de piel de naranja. Y la pregunta obvia es, ¿por qué?

Para saber por qué, primero tenemos que tener un conocimiento claro de lo que es la celulitis exactamente y qué la causa. De este modo podremos determinar cuál es la razón para que la mayoría de los tratamientos no ofrezcan resultados, y que es más importante para idear un programa efectivo de reducción de la celulitis.

¿Qué es la celulitis exactamente?

La celulitis es científicamente definido como edematosa fibroesclerótico superficial Paniculitis (OFSB). En la llanura Inglés que significa: inflamación de los depósitos superficiales de grasa, acompañada de retención de agua y tejido cicatrizal. Después de esta definición se creó, se hizo evidente que el tejido de la celulitis, al igual que otros tejidos adiposos, se acumulan los residuos solubles en la grasa de los subproductos y las toxinas, por lo tanto, nos sentimos obligados a añadir el término “tóxico” en la definición anterior para que sea completa. Así que nuestra definición revisada, completa es tóxico edematosa fibroesclerótico superficial Paniculitis (TOFSB).

Etapas del desarrollo de la celulitis

Etapa I: acumulación de grasa y retención de líquidos

Para empezar a explicar cómo todo esto se desarrolla, vale la pena señalar que la grasa debajo de la piel está siempre encerrada en compartimentos, envuelta por una fina capa de tejido conectivo (tejido conectivo de colágeno, elastina y otras proteínas). Estas bolsas de grasa están, literalmente, suspendidos por hilos del tejido conectivo que se unen unos a otros y se hunden en la piel y en otros tejidos por debajo. Esto forma una estructura de suspensión de tres dimensiones.

Ahora, vale la pena mencionar que las células de grasa pueden aumentar hasta 500 veces su tamaño normal. A medida que estas bolsas de grasa se amplían con el exceso de grasa y agua, se expanden hacia arriba,hacia la superficie de la piel, haciendo que se vuelva irregular (aparición de bultos).

Como la retención de agua y el estancamiento de la sangre aumenta debido a la mala circulación y a la función linfático, la eliminación de grasa se vuelve muy difícil.

Etapa II: toxinas e inflamación

Esta acumulación de grasa y agua, aumenta la inflamación en los tejidos que conducen a una mayor retención de agua, creando así un círculo vicioso que si no se para, puede durar años y décadas.

Además, las toxinas solubles en agua se acumulan en el líquido entre las células. Las toxinas solubles en grasa se acumulan dentro de las células grasas y tienen una influencia negativa en la salud de los tejidos superficiales, aumentando aún más la inflamación y la retención de agua. De este modo, se interrumpe el metabolismo.

Etapa III: tejido cicatrizal (fibrosis) y soltura la piel (laxitud)

Como la salud de los tejidos inflamados se deteriora y las células grasas expanden la piel, los tejidos conectivos se vuelven delgados, débiles y flojos, añadiendo el componente de deformación del tejido conectivo y la cicatrización de la celulitis.

Este deterioro estructural es, en cierta medida irreversible, y es la razón principal de la celulitis crónica que no se puede eliminar al 100%. Exactamente de la misma manera que las arrugas no pueden desaparecer al 100% (aunque, por supuesto, pueden reducirse notablemente si se sigue bien el tratamiento).

El resultado final de todo esto, es la hinchazón, la dermatosis nodular contagiosa, piel blanda sensible al tacto y facilidad de aparición de moretones.

Claramente, lo importante de la celulitis no es sólo una estética de lo desagradable, sino también un tema de salud. Por eso, es importante centrarse tanto en la mejora de la salud, así como la aparición de la celulitis.

Es posible que no lo sepas, pero el tejido graso y la inflamación están íntimamente vinculados, dando lugar a enfermedades inflamatorias tales como enfermedad cardíaca, la artritis y la osteoporosis entre otras condiciones.

Y después de ver cómo muchos factores se combinan para desarrollar celulitis, se hace realmente evidente por qué la mayoría de cremas para la celulitis y los tratamientos no funcionan: porque sólo afectan a uno o como máximo dos de los aspectos de lo que llamamos celulitis. Normalmente se centran en una resultado rápido y temporal o en la utilización de procedimientos artificiales, intrusivos o perjudiciales.

Por el contrario, hay que intentar crear círculos virtuosos que afecten a los anteriores aspectos de la celulitis de muchas maneras diferentes, contribuyendo así a disminuir la apariencia de piel de naranja, y en algunos casos, eliminarla.

Presoterapia contra la celulitis

La presoterapia es junto con la mesoterapia y la cavitación uno de los tratamientos más eficaces que existen actualmente para eliminar la celulitis, además de evitar su futura aparición y desarrollo

La presoterapia no sólo te ayudará a eliminar la celulitis sino también a reducir volumen y eliminar grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest