Planchas de pelo

Entre los muchos accesorios imprescindibles de nuestro tocador, las planchas de pelo son sin duda uno de los más importantes. Y no sólo si tenemos el pelo rizado; también puede ser una fantástica herramienta para conseguir esos bucles con los que siempre has soñado.

Debes saber que no basta con tener una buena plancha de pelo, hay que aprender a utilizarla. Para ello, te recomendamos que en primer lugar tengas claro para qué la quieres y, en función de eso, descubras de qué forma te conviene utilizarla para peinar tu cabello.

Existen diversos tipos de planchas de pelo: profesionales, semi-profesionales o económicas. En este artículo nos dedicaremos a hablarte sobre las planchas profesionales. Continúa leyendo este artículo y aprende a escoger la plancha de pelo idónea para ti.

Planchas de pelo profesionales

En primer lugar vamos a contarte qué cosas debes tener en cuenta para escoger tu plancha para el pelo. Deberás prestar atención a los tres aspectos más importantes de una plancha: las placas, la temperatura que alcanza y su tamaño.

Antes de adquirir tu plancha profesional debes fijarte cómo son sus placas. Las hay de cerámica, de titanio y de otros materiales más resistentes. Las más recomendables son las de cerámica porque distribuyen muy bien el calor y permiten que el cabello se deslice perfectamente, evitando así que se estropee. De todas formas, debes saber que muchos estilistas recomiendan las placas de titanio porque consideran que son más efectivas; no obstante, estas planchas para el pelo suelen ser bastante más caras que las que tienen placas de cerámica.

Debes saber que la temperatura en la que pongas la plancha dependerá muchísimo de tu tipo de pelo. Hay cabellos más resistentes que otros; que necesitan una mayor temperatura para ofrecer buenos resultados. No obstante, la temperatura normal está entre los 175ºC y los 190ºC. Ten presente que algunas planchas vienen con un selector de temperatura, pero otras ofrecen una temperatura fija; si tu pelo es muy delicado, te recomendamos que te decantes por una que te permita cambiarla para evitar dañarlo.

En lo que respecta al tamaño adecuado para ti, dependerá del tipo de peinados que desees hacerte con la plancha para el pelo. Podrás encontrar planchas de tamaño estándar y otras más pequeñas; estas últimas son ideales si deseas llevarte esta indispensable herramienta en tu viaje de vacaciones. Dentro de las planchas normales también existen diferentes tamaños: las más pequeñas son idóneas para alisarte el pelo del flequillo o hacerte rizos cortos, mientras que las grandes son propicias para plancharte toda la melena, ahorrándote tiempo y paciencia.

En el mercado de las planchas de pelo profesionales existen muchísimas marcas, pero sólo algunas son puntales en la materia. Aquí te mostramos tres que no fallan y que deberías considerar a la hora de comprarte tu plancha para el pelo.

GHD. Esta marca goza del título de ser la mejor del mercado. Aunque un artilugio de estos no puedes comprarlo por menos de 100€, la alta calidad de sus materiales y los resultados que obtengas te harán sentir que has gastado bien el dinero. Cabe mencionar que la mayoría de sus modelos tienen apagado automático, con lo que podrás ahorrar energía mientras la estás utilizando.

Corioliss. Es una marca que se ha hecho sumamente popular en los últimos años y que ofrece diversos modelos. Dependiendo de lo que necesitas es posible que encuentres un artículo de esta marca que se adapte a tus necesidades. Si bien los precios son más elevados que los de una plancha genérica, a veces conviene gastar un poco más para obtener mejores resultados. ¿No te parece?

Remington. Estas planchas ofrecen una gran calidad y buenos resultados. No obstante, se nota la diferencia con una GHD o una Corioliss. Debes saber, sin embargo, que una plancha de esta marca puede costarte la mitad de lo que te costaría una de las otras, y que te dejará satisfecha en el uso. Muchos estilistas, de hecho, recomiendan la adquisición de esta marca porque ofrece una muy buena relación de calidad-precio.

Adquirir una placha de pelo profesional es sencillo, sólo tienes que tener el dinero y la iniciativa. Procura, no obstante, no dejarte cegar por la marca e intenta dar con ese modelo que se ajusta adecuadamente a tus necesidades, para obtener una grata experiencia en el uso de planchas de pelo profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *