Cirugía láser de glaucoma

Rate this post

A pesar de que el glaucoma de ángulo abierto no se puede curar, la enfermedad generalmente se puede controlar con tratamiento. Los tratamientos pueden salvar la visión restante aunque no pueden mejorar la vista que ya han perdido por causa del glaucoma. Los tratamientos más comunes son la medicación, el tratamiento con láser y la cirugía.

Cirugía láser de glaucoma

Gotas para los ojos

Para la mayoría de la gente, el uso regular de gotas para los ojos para tratar el glaucoma puede ayudar a controlar la presión intraocular elevada (PIO) y ralentizar la progresión de la enfermedad. A veces este tratamiento puede perder efectividad con el tiempo, o causar efectos secundarios.

Las gotas pueden picar o causar enrojecimiento de los ojos, pero no debes dejar el tratamiento sin consultar a tu especialista de la vista en antes. No puedes dejar de utilizar las gotas sin consultar al oftalmólogo porque tú no puedes sentir la presión del ojo, como tal y por tanto, no serás consciente del daño que le estás haciendo a tus ojos. Dejar de utilizar las gotas puede provocar una pérdida irreversible de visión. En otras palabras, si dejas de usar las gotas para los ojos podrás sentirte más cómodo a pesar de que tu visión esté siendo dañada.

Desarrolla una rutina, para asegurarte de que no descuidas su tratamiento diario.

Cirugía Láser para el glaucoma

La cirugía con láser es otro tratamiento para el glaucoma. La trabeculoplastia láser de argón (ALT) y la trabeculoplastia selectiva con láser (SLT) son las técnicas de láser utilizadas para tratar el glaucoma de ángulo abierto. Este tratamiento con láser se lleva a cabo en una clínica especializada y no requiere ingreso hospitalario. Es un procedimiento indoloro en el cual se utilizan gotas anestésicas para adormecer el ojo, y por lo tanto hay poca o ninguna molestia.

Durante la cirugía láser, un haz de luz fuerte se centra en la parte del ojo en la que debe drenarse el líquido. El láser estimula las células que regulan la presión ocular para bombear más rápido, reduciendo la presión del ojo. Con el tiempo, la eficacia del procedimiento puede desaparecer, haciendo necesario repetir el tratamiento con láser, o en algunos casos la suplementación con gotas para los ojos después del tratamiento con láser.

Cirugía de filtración para glaucoma

Cirugía de filtración para Glaucoma

Si tu estado sigue avanzando, tu oftalmólogo puede recomendarte un tercer tratamiento. Es la cirugía de filtración para glaucoma. La cirugía se utiliza para crear un nuevo pasaje en el ojo que permite que el líquido de la obstrucción se drene fuera del ojo.

La cirugía de filtración para Glaucoma se realiza generalmente bajo anestesia local, no es una operación muy arriesgada por lo que no es necesario pasar la noche en la clínica. Es generalmente un procedimiento ambulatorio realizado en las clínicas de cirugía ambulatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest