Las células madre y el cáncer

Rate this post

Las células madre tienen el potencial para tratar un gran número de enfermedades pero sorprendentemente, también tienen el potencial de desencadenar el crecimiento de cánceres (cáncer de páncreas, cáncer de colon, …). Si bien hemos sabido durante algún tiempo que existe una relación entre células madre y el crecimiento del cáncer, dos grupos de estudio han mostrado más recientemente un dilema preocupante: que las células madre en efecto, pueden provocar cáncer. No solo eso, sino que los dos grupos, independientemente uno del otro, han reforzado aún más los resultados de la investigación y la información resultante de los estudios han sido muy importante. Afortunadamente, los grupos ofrecen las posibles formas de reducir el riesgo y el efecto de crecimiento descontrolado de las células madre, proporcionando así una manera realista para manejar este dilema.

Células cancerosas

Entender la relación entre las células madre y cáncer

Una de las formas más útiles para investigar el cáncer es mirar a aquellos que sufren de cáncer (ya sea un cáncer de vejiga o un cáncer de estómago) y aquellos que están sanos. Después de hacer una comparación de la actividad de los genes en las células madre procedentes de tejidos sanos y cancerosos, se ha descubierto que las células madre en los tejidos cancerosos están esencialmente congeladas en un estado por el que continúan multiplicándose como las células madre primitivas. Sin embargo, han madurado hasta convertirse en células específicas para formar tejido de la mama, por ejemplo. Un aspecto importante es el de suprimir los genes que luego pueden ser activados para convertirse en tipos específicos de células. Si la célula es normal, esta supresión del gen puede ser invertida. Si la célula es anormal (como en el caso de las células cancerosas) estos genes vitales cambian debido a un proceso corporal conocido como la metilación del ADN. Cuando esto ocurre, una persona podría ser más propensa a desarrollar cáncer debido a la supresión permanente e irreversible de los genes de esa persona.

Las células madre y el cáncer

Si te estás preguntando cómo se produce este cambio, la respuesta tiene relación con los genes una vez más. Hay un grupo de genes llamados genes Polycomb. El cambio parece ocurrir cuando estos genes se desactivan. En una persona que tiene cáncer, estos genes Polycomb son mucho más propensos a ser apagados por este proceso de metilación. Es cuando se encuentran en este estado particular, que se dividen más de lo normal y por lo tanto, deja más tiempo para que se produzcan mutaciones a medida que continúan dividiendose. A su vez, estas mutaciones se vuelven cancerosas.

Resolver el tema del cáncer y células madre

Hay maneras para hacer frente a este dilema, existen estudios que se ocupan de la relación entre el cáncer y las células madre. Una sugerencia es la de proyectar las células en busca de signos característicos de los patrones de metilación. De esta manera, las células que son peligrosos pueden ser identificadas y tratadas, lo que también permite que los profesionales médicos proporcionen un diagnóstico precoz del cáncer.

Al identificar los factores que pueden desencadenar la metilación del ADN anormal en las células madre, los investigadores pueden encontrar maneras de impedir que el cáncer se produzca a medida que aprenden la nueva información en la investigación con células madre. Si todo va bien, el futuro puede resolver este dilema, ya que es la clave para la prevención del cáncer mediante un análisis de sangre muy básico.

metilacion del adn

Los equipos de investigación de células madre investigan los patrones de metilación del ADN en las células blancas de la sangre y el uso de esta identificación de las células para hacer una predicción más precisa del cáncer de mama y el cáncer de ovario. Los investigadores también planean buscar la forma en la que las condiciones que hacen que una persona sea más susceptible al cáncer puedan contribuir a los patrones de metilación del ADN.

En la mayor parte de los tumores existen células madre cancerígenas que se auto-regeneran indefinidamente, por lo que para encontrar la cura contra el cáncer sería necesario poder localizar las células madre cancerígenas y destruirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest