Ácido hialurónico

Rate this post

El ácido hialurónico es un tipo de relleno reabsorbible que tiene diversos usos en la cirugía estética. Principalmente se utiliza para el relleno de arrugas o de determinadas zonas del cuerpo para aumentar su volumen. Suele usarse mucho en los labios, aunque hay que tomar en cuenta que la duración del relleno no es definitiva, pues dependerá de la zona donde se aplique y del paciente, pero puede ir desde los 3 a 18 meses. El ácido hialuronico se aplica con agujas pequeñas y finas, y su presentación es en viales, que el profesional debe abrir delante de usted de forma obligatoria.

Aplicación y aspectos de importancia

El ácido hialurónico es una sustancia que de por sí, se encuentra en numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo, como en la columna vertebral, cartílagos, articulaciones y hasta en nuestra epidermis. Lo que sucede es que con el paso del tiempo la presencia de esta sustancia disminuye considerablemente, lo que produce envejecimiento de la piel, aparición de arrugas, flacidez y pérdida de firmeza y elasticidad. Todo esto sucede porque la principal propiedad del ácido hialurónico es su capacidad de retener agua, por lo que su empleo en tratamientos cosméticos de aplicación tópica hace que se rehidrate en profundidad la epidermis de la zona tratada, dándole a la piel un aspecto más terso y que así disminuyan los surcos de la piel.

Las zonas donde suele aplicarse son:

  • Contorno y comisura de los labios.
  • Volumen labial y facial (pómulos).
  • Arrugas labiales o peribucales (alrededor de la boca).
  • Surcos nasogenianos (líneas de expresión que van desde a ambos lados de la nariz hacia la boca).
  • Arrugas perioculares externas (patas de gallo).

Ventajas del ácido hialurónico

Las ventajas del ácido hialurónico son muchas, como:

  • Hidratación, ya que puede mantener hasta 1000 veces más su peso molecular en agua, uniendo las células tisulares con el agua y dándole a la piel una humedad rejuvenecedora.
  • Es muy humectante.
  • Mejora las barreras naturales de la piel para bloquear la humedad, y que el agua se mantenga intracelular.
  • Aumenta la residencia, para que la piel se defienda de factores ambientales y contaminantes.
  • Brinda un tono de piel más terso.
  • Da una textura más suave, logrando un acabado liso y sedoso que puedes ver y sentir.
  • Líneas más finas y arrugas menos visibles, ya que estimula las células de la piel que producen colágeno y elastina.
  • Estimula la regeneración de la piel.
  • Controla la pigmentación, para prevenir manchas de la edad.

Riesgos del ácido hialurónico

Presenta ciertos riesgos que hay que tomar en cuenta como:

  • Irritación de la piel en el área tratada, pero suele desaparecer.
  • Enrojecimiento de la zona.
  • Inflamación, el síntoma más frecuente, consecuencia de la introducción de la aguja en el organismo. Si la inflamación persiste a las 48 horas se recomienda consultar la opinión del especialista.
  • Hematomas, que también son comunes pero desaparecen rápido.
  • Molestias que suelen remitir de forma gradual.
  • Aparición de pequeños bultos acompañados de durezas.
  • Mala aplicación por parte del realizador, que puede provocar como consecuencia zonas desiguales y queda asimétricos.
  • Las reacciones alérgicas.

Los riesgos del ácido hialurónico también pueden estar asociados a la forma de la realización, por lo que debemos estar seguros de si en el centro que acudamos existan profesionales que realicen procedimientos de calidad. Es importante tomar en cuenta los siguientes factores:

  • El ácido hialuronico no debe ser inyectado en una vena, pues puede generar taponamientos de la misma y concluir en una embolia o infarto.
  • La cantidad a aplicar debe ser determinada por el fabricante y no se debe infiltrar ni más ni menos.

Contraindicaciones del ácido hialurónico

  • Periodo de lactancia.
  • Niños y adolescentes.
  • Personas con tendencia a queloides.
  • Personas con acné.
  • Personas que presentes infecciones o enfermedades de la piel.
  • Pacientes que reciban radioterapia o quimioterapia.

Estas son solo algunas contraindicaciones del ácido hialurónico, de igual forma en la evaluación pre-operatoria deben decirte si eres apto para su colocación.

Precio del ácido hialurónico

Actualmente los precios del ácido hialurónico que se manejan son:

  • Aumento de labios: 440 €
  • Relleno de comisuras: 260 €
  • Perfilado de labios: 380 €
  • Aumento Pómulos: 680 €
  • Surcos Nasogenianos: 450 €
  • Relleno del arco mandibular: 685 €
  • Aumento de mentón: relleno arco mandibular 445 €
  • Mesoterapia facial: 195 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest